Cultura

La Unión Europea se plantea establecer objetivos comunes y compartir buenas prácticas culturas dentro de este ámbito de actuación. Dentro de las mismas destacamos:

  • Conservar el patrimonio culural común de Europa y hacerlo accesible a otros.
  • Apoyar y promover las artes y las industrias creativas europeas.

Para llevar a cabo dicha iniciativas, la unión Europea propone diferentes programas, entre ellos:

Programa Europa Creativa (1460 millones 2014-2020)

  • Proteger y promover la diversidad y riqueza cultural y lingüística de Europa.
  • ayudar sectores artísticos y creativos, y adaptarlos a la era digital y la globalización.
  • Da acceso a nuevas oportunidades, mercados y audiencias internaiconales.
  • Promueve el desarrollo económico.

Capitales Europeas de la Cultura (cada 2 años)

Este título permite:

  • Celebrar su identidad europea.
  • Mejorar la cooperación con organizaciones artísticas nacionales y extranjeras.
  • Revitalizar las artes a escala local.

LA EVOLUCIÓN CULTURAL EN ESPAÑA

Nuestra situación geográfica ha hecho de la Península Ibérica un puente natural entre culturas del norte y del sur de Europa y también de África y del Mediterráneo, como bien podemos observar en el artículo “Cultura y tradiciones de España” publicado por el portal Universia.

En dicho artículo nos cuentan como España cuenta con un rico patrimonio histórico y cultural, que abarca desde la Prehistoria o los celtas e íberos hasta los griegos, romas, fenicios, cartagineses, visigodos, musulmanes y los reinos medievales.

Todos ellos dejaron grandes cantidades de vestigios arqueológicos que se conservan en nuestros días: yacimientos de arte ruprestre, castillos, catedrales, ciudades y poblados medievales. Gobierno Central, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos luchan día a día por cuidar dicho legado.

Como podemos observar en la gráfica, las administraciones locales progresivamente se van haciendo cargo en mayor medida del gasto cultural. Véase el ejemplo entre los años 2003-2010.

Fuente: Ministerio de Cultura.          Elaboración: Etiem

Fuente: Ministerio de Cultura. Elaboración: Etiem

Nuestros museos se han convertido en referencias a nivel mundial – como el Museo Nacional del Prado o el Museo Guggenheim, entre otros- y los grandes monumentos nacionales mantienen a España como una de las primeras potencias mundiales.

Los diferentes Gobiernos Centrales han potenciado la cultura española a través de grandes campañas publicitarias. Podemos observar a través de este vídeo una de dichas campañas.

El 1 de septiembre de 2012 se llevó a cabo una modificación del IVA cultural, pasando del 4% al 21% de la noche a la mañana.  Esta subida afectó, entre otras, a las producciones musicales, teatrales y cinematográficas, que vieron como progresivamente iban perdiendo tanto espectadores como recaudación (aproximadamente un 32% menos que en 2011).

“Gran Pausa” nos muestra en este vídeo las consecuencias de la subida del IVA en el mundo de la cultura.

Teatro y espectáculo

A lo largo de todo este tiempo de investigación, y gracias a la colaboración de la Dirección del Teatro Circo y de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Orihuela, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a famosos artistas con los que hemos podido hablar de la evolución en el mundo del espectáculo.

Tanto Paco Arévalo,  Enma Ozores y Vicente Renovell coinciden que hoy día es muy complejo poder dedicarte al mundo del espectáculo, debido en parte a las políticas que el Gobierno Central está aplicando a este círculo laboral. Del mismo modo, nos cuentan que las políticas que se llevan a cabo en otros países de la Unión Europea fomentan la cultura con diferentes subvenciones y ayudas, facilitando la bajada de precios en taquilla, el cuidado de teatros y, por tanto, fomentando el aumento de espectadores y la recaudación de la taquilla.

Equipo de Investigación "Don Bosco" con Paco Arévalo

Equipo de Investigación “Don Bosco” con Paco Arévalo

Equipo de Investigación "Don Bosco" con Enma Ozores y Vicente Renovell

Equipo de Investigación “Don Bosco” con Enma Ozores y Vicente Renovell

Tradiciones

La diversidad cultural de nuestro país propicia que las manifestaciones festivas sean muy variadas, y a pesar de que el artículo 16.3 de la Constitución Española nos define como un país aconfesional, la mayoría de las fiestas populares y tradiciones españolas tienen un origen religioso.

Entre otras podemos citar:

Campanadas. La más famosa es la que se celebra en la Puerta del Sol (Madrid). Celebramos la llegada del año nuevo, acompañado cada campanada con un grano de uva.

Semana Santa: Celebramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. 21 de estas celebraciones están  consideradas de Interés Turístico Internacional, entre ellas la de nuestra ciudad Orihuela.

Fiestas estivales: El mayor número de fiestas se celebran durante los meses de verano, desde junio hasta septiembre.  En gran parte del país se celebran las fiestas a finales del verano para hacerlas coincidir con la época de la recolección de las cosechas.

Varias: Sanfermines, en Pamplona; Sant Jordi y la Mercé en Barcelona; las Fallas, en la Comunidad Valenciana; Fiestas de la Reconquista, en Granada: Feria de Abril, en Sevilla; o las Fiestas de San Isidro y la Verbena de la Paloma, en Madrid son unos pocos ejemplos de las celebraciones que se celebra por todo la geografía española a lo largo del año.

Gastronomía

La gastronomía española es conocida universalmente. El portal wikipedia realiza un estudio detallado de la evolución de la gastronomía española en las diferentes etapas históricas de nuestro país. Recopilamos el apartado de dicho estudio que recoge la línea temporal de nuestra investigación.

A finales del siglo XX el resurgimiento de actividades hosteleras y de restaurantes de cocina “de autor” hace que empiecen a nombrarse ciertos cocineros. En muchos casos las recetas clásicas se “interpretaban” fuera de los cánones culinarios establecidos, buscando una modernidad o una combinación de sabores nueva a partir de la cocina española clásica. De esta forma aparecen cocineros como Juan María Arzak, Santi Santamaria, Karlos Arguiñano. La influencia de la televisión hace que algunos de ellos divulguen platos y recetas entre la población española, que muestra elevadas audiencias. Algunos de ellos no siguen las recetas clásicas del recetario español e intentan innovar: Arzak y Subijana. Otros cocineros emigran al extranjero, y desde allí “divulgan” estilos culinarios de la cocina española abriendo restaurantes de estilo español, tal es el caso de José Andrés en EEUU.84 Nacen nuevos conceptos en torno a costumbres españolas sobre el comer, de esta forma en el norte surge la idea de la cocina en miniatura fundamentada en llevar los tradicionales pintxos a la alta cocina. En la misma línea a comienzos del siglo XXI se intenta llevar a cabo el concepto de gastrobar en el que se mezcla la cocina novedosa en raciones económicas al alcance de la mayoría. El intento de adaptar la cocina clásica española a una visión personal de cada cocinero hace que surja una cocina de autor en diferentes localidades españolas. Se crea la Real Academia Española de Gastronomía que fue fundada como una asociación cultural sin ánimo de lucro en 1980 y se adaptó posteriormente a la Ley Orgánica de 22 de marzo de 2002.

Algunos de ellos empiezan a ser reconocidos internacionalmente a comienzos del siglo XXI, abriendo escuela con el nuevo concepto de la cocina denominado:nueva cocina, tal es Ferran Adrià (trabajando en El Bulli). La elaboración de platos con nuevos conceptos culinarios (aires, humos, espumas, esferificaciones, etc), ingredientes, y estilos hace que aparezca entre los cocineros el “efecto Adriá”. Surgen conceptos en la nueva cocina como el deconstructivismo. Aparecen, al mismo tiempo, también críticos de las nuevas corrientes culinarias, y éstas se centran en gastrónomo y cocinero Santi Santamaria.

En el año 2008 el Gobierno de España declara la cocina y la gastronomía de “las nacionalidades y regiones” de España un parte fundamental del patrimonio cultural del país, según la proposición no de ley aprobada por unanimidad de la Comisión de Cultura del Congreso. El objetivo es el de “preservar, actualizar y desarrollar” el patrimonio gastronómico-cultural y que difunda los aspectos más positivos de la alimentación, la cocina y la gastronomía españolas en el mundo. Haciendo posible que se presente la candidatura a Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) al igual que lo hicieron otras gastronomías europeas con anterioridad. Cabe decir que en la actualidad las costumbres culinarias de los españoles ha cambiado, de tal forma que según las encuestas realizadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación los españoles realizan la mayor parte de las comidas fuera de casa, es decir que consume alimentos bien sea en bares, restaurantes o cadenas de comida rápida.

En nuestros días, la avalancha de programas televisivos relacionados con la gastronomía, ha favorecido el estudio de este ámbito, a la vez que ha llevado a la gastronomía española a cotas difícilmente imaginables pasando en una década, como hemos visto, de la vanguardia a la tradición, tal y como dice ABC en el siguiente artículo publicado en el año 2013. Nuestros cocineros son embajadores de la cultura española en todo el mundo, y sus restaurantes atraen a turistas y a amantes de la gastronomía a lo largo de todo el año.

 

 

Anuncios