Sociedad

La globalización ha permitido, en mayor medida, el proceso de socialización de los Estados miembros de la UE. El tratado de Amsterdam firmado en 1999 establecía dentro del Acuerdo de Schengen la supresión de las fronteras interiores de los 26 países firmantes.

Del mismo modo, la masiva incorporación de la mujer al ámbito laboral, y las medidas establecidas el 31 de octubre de 2000 por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, exigiendo que los Estados respeten plenamente el derecho internacional humanitario y la normativa internacional de Derechos Humanos, aplicable a los derechos y la protección de las mujeres y niñas, provocó numerosos avances en este sentido, destacando entre otros:

  • Cambios en la cualificación de la mujer.
  • Acceso masivo de las mujeres a la enseñanza superior.
  • Aumento de conocimentos profesionales (especialización)
  • Formación permanente.
  • Incremento de la experiencia.

Los avances producidos en la sociedad a lo largo de estos 30 años también han venido de la mano del desarrollo, y el apoyo que la UE ha prestado a la financiación de programas e instituciones que fomentan la I+D, como por ejemplo:

  • Centro Común de Investigación (JRC)
  • Consejo Europeo de Investigación (ERC)
  • Agencia Ejecutiva de Investigación (REA)
  • Agencia ejecutiva para las pequeñas y medianas empresas (EASME)
  • Agencia jecutiva de innovación y redes (INEA)
  • Instituto Europeo de Innovación y Tecnología

EVOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD EN ESPAÑA

Desde su incorporación a la Unión Europea, la sociedad española vivió  un proceso de liberalización democrática abierta al proceso de integración europea y la globalización.

Son representativos la incorporación de la mujer al trabajo, la llegada de inmigración extranjera, la industrialización, la expansión de los servicios, y la creciente cualificación de la fuerza del trabajo.

También se han producido cambios sociodemográficos como el retraso de la edad de contraer matrimonio, lo que conlleva el retraso en la edad de tener hijos; la heterogeneidad de modelos familiares con hogares unipersonales, familias nucleares, hogares monoparentales, parejas de un mismo  sexo, tenencia de hijos fuera del matrimonio…

La incorporación de la mujer al ámbito laboral.

Sin lugar a dudas, uno de los cambios más importantes que se han producido durante estos años es la incorporación de la mujer al mundo laboral, lo que conlleva un nuevo planteamiento en la conciliación de la vida familiar. Este vídeo de Antena3 nos muestra la dicha evolución.

Desde la plataforma http://www.mujereneltrabajo.es nos explican los efectos positivos y negativos que ha supuesto para la sociedad este cambio.

Al finalizar la guerra, la mujer no retomo las labores domésticas, sino que se incorporó al mercado laboral. A partir de este punto se perciben unos cambios importantes en la sociedad:

  • La caída de la natalidad, ya que anteriormente eran familias muy numerosas pero con la incorporación de la mujer al mundo laboral, no le permitía tiempo para criar a los hijos y realizar labores domésticas.
  • Economía de la sociedad, ya que con la incorporación de lamujer se crean nuevos puestos de trabajo, y por ende mayor riqueza económica en las familias.
  • Los avances tecnológicos como los electrodomésticos facilitaron la vida de la sociedad, al disponer de mayor tiempo de asueto.

Estos cambios provocaron en la sociedad beneficios positivos en la mujer, como la incorporación a la vida universitaria, y la aspiración a puestos importantes de trabajo con mayor salario. Del mismo modo, también ha supuesto determinados efectos negativos, como la brecha salarial con los hombres, la falta de paridad en las empresas, y la discriminación en determinados tipos de trabajo.

Clases medias y consumo

La evolución del consumo y el incremento del desnivel de vida condujo, sobre todo a partir de los ochenta, a que las desigualdades sociales ante el consumo fueran menores, en especial a lo referido a los bienes que se consideran básicos en los equipamientos de los hogares.

En las desigualdades regionales en las pautas de consumo, la tendencia muestra que, según avanza el desarrollo, las desigualdades de renta per cápita provinciales o regionales aumentan en un primer momento para después disminuir. La homogeneidad económica se expandió en las provincias más desarrolladas, pero en conjunto, a nivel nacional, lo que predomina es la heterogeneidad y la diversidad económica.

Demografía

Como hemos mencionado con anterioridad, uno de los cambios más profundos son los que se refieren al ámbito familiar, ya que se pasó de un modelo de matrimonio, familia y hogar a una serie de hogares “diversos”. El modelo familiar tradicional entró en crisis.

Los jóvenes seguían viviendo con sus padres después de cumplir los veinte años, situación que se explica debido al desempleo general, y a la dificultad para encontrar trabajo por primera vez en particular.

Del mismo modo, la caída de la natalidad tras el “Baby Boom” fue significativo. Esta bajada de la tasa de natalidad se puede explicar por la incorporación de la mujer al trabajo. El aumento de la natalidad a partir del año 2000, y la respectiva caída en el año 2008, se interpreta con la llegada y salida de la población inmigrante, que cambió el prisma demográfico durante la primera década del siglo XXI.

Natalidad

Consolidación del Estado de Bienestar

La introducción de los derechos sociales supuso un cambio en el contrato social. El Estado debe contribuir a la implantación de los sistemas de seguridad social financiando los mismos y extendiendo sus beneficios a toda la población. Las tres políticas sociales más importantes son: sanidad, educación y pensiones.

Tecnología

Este apartado se ha convertido en un factor muy importante de cambio en este mundo globalizado. Gracias a esta, la vida, poco a poco, se ha hecho más cómoda; el mundo se ha hecho más pequeño, estando todas las culturas al alcance de todos.

La influencia de la tecnología en la sociedad ha sido bastante útil y lo seguirá siendo en aspectos como: actividades cotidianas y relaciones personales, comercio electrónico, y acceso libre a la información.

En conclusión, la actual dependencia de la tecnología, al tiempo que mejora nuestras vidas en muchos aspectos, es decididamente negativa debido a que degrada la interacción social, y conduce a la pérdida de una de las habilidades más importantes que el ser humano tiene.

Fuentes de información:

Lucía del Carmen Portugués Mogica

Equipo de Investigación “Don Bosco”

 

Anuncios